Reino Plantae

   
 


 

 

Home

Contacto

Reinos

=> Reino Plantae

=> Reino Plantae 2

=> Angiospermas - plantas con flores

=> Reino Mycota (hongos)

=> Reino Proctoctista

=> Frutas exóticas y no tanto

=> Flor: estructura. Rosas y hortensias

Reino animal

Artropodos

Insectos

Orden Coleoptera

familias de Coleoptera

Orden Lepidoptera: mariposas

Hymenoptera

Heteroptera

Homoptera

Diptera

Simbiosis entre reinos

Plaza Giordano Bruno

googlebdcea00e966c2206.html

 


     
 

Plantae

"Reino vegetal" de las antiguas clasificaciones.

Viridiplantae ( del latín: "plantas verdes") o Chlorobionta ( del griego: "vivientes verdes") de las clasificaciones modernas.

Organismos autótrofos: se "alimentan" de la luz solar. Usan agua, dióxido de carbono (del aire) y energía solar para sintetizar los compuestos que forman su organismo.

Pared celular de celulosa.

Se llama celulosa porque fue aislada de las células vegetales. Es la historia de muchas sustancias descubiertas por la química analítica del siglo XIX.

Almacenan almidón.

Clorofila a y b.
 

"Algas", Phycophyta, etc.

Son plantas (¿Son plantas? ¡Quizás!), pero no tienen tronco, hojas y raíz. Cuando están formadas por muchas células, toman el aspecto de filamentos o láminas. El "cuerpo" del organismo se llama talo.

Phyllum Chrysophyta: "algas doradas" (diatomeas).

Del griego chrysós, dorado, y phytós, planta.

Unicelulares, con esqueleto silíceo formado por dos tecas, como una caja con tapa.

Sí: la de arriba se llama epiteca y la de abajo se llama hipoteca. No es chiste.

Hay diatomeas marinas y de agua dulce. Las hay redondas y alargadas.

Este es un viejo dibujo de cuando yo estudiaba (No, ya no había dinosaurios) que representa una diatomea en el acto de dividirse, o sea, la reproducción asexual. Muy aumentado, creo que 400 x. Si miran con atención, verán en cada célula una "cosa redonda" que es una gotita de aceite, eficiente flotador natural.

 Debido a su esqueleto silíceo, las diatomeas que son tragadas o inhaladas pueden abrirse camino a través de los tejidos, llegando inclusive hasta la médula ósea.

Phylum Chlorophyta: "algas verdes"

Las clorofitas comprenden organismos unicelulares, algas filamentosas que son practicamente cadenas de células, y algas laminares, como la lechuga de mar (género Ulva). Incluyen un buen número de especies comestibles.

Roca cubierta de algas verdes en la costa de Montevideo, República Oriental del Uruguay
           

Charco con algas verdes (Montevideo).

Hay varias especies de algas verdes comunes en las costas argentinas y uruguayas. Estas que no tienen forma muy definida toleran la contaminación cloacal, y son lo único que se encuentra en áreas urbanas.


 

La lechuga de mar (Ulva), que tiene hojas planas bien definidas, sólo crece donde el agua está limpia. Es comestible. En el puerto de pescadores de Piriápolis (Uruguay) venden buñuelos de algas.

Castaño de la India (Aesculus hippocastaneum) con el tronco cubierto de algas verdes epífitas (Bruselas, Bélgica).

En el mar Mediterráneo hay un alga muy linda que forma como un grupo de sombrillitas verdes. La Acetabularia mediterranea era muy común, pero ahora se ha vuelto rara por la contaminación. Lo interesante es que cada "sombrilla" está formada por una sola célula.

Todos los vegetales verdes tienen unos corpúsculos llamados cloroplastos, del griego chlorós, "verde".

Cloroplasto, pues, puede interpretarse como "glóbulo verde". Dije: "puede interpretarse". La expresión no se usa.

Desde el punto de vista químico, la clorofila es un compuesto tetrapirrólico. El núcleo tienen cuatro pirroles dispuestos alrededor de un átomo de magnesio.

Es decir, la clorofila es una porfirina bastante semejante a la hemoglobina, pero con magnesio en vez de hierro. Sin embargo, no hay que olvidar que la molécula es muy compleja y que tiene cadenas laterales. 

Ahora bien, según uno de los criterios taxonómicos actuales, las "algas verdes" no son un grupo de origen único, monofilético, sino que comprenden dos linajes:

Clorófitas (Chlorophyta): la mayor parte de las algas verdes,

Estreptófitas (Streptophyta): algunas algas verdes y el resto de las plantas.

¡Así!

Para no complicarle las cosas a los novatos, aquí trato los grupos tradicionales de algas. ¡Ya se darán cuenta de que los trato muuuuy por encima!

Si el navegante se mueve por el campo, le habrá pasado encontrar un arroyo tranquilo o un viejo tanque australiano lleno de algas verdes filamentosas, con una textura áspera que llama la atención. Son las caráceas (género Chara).

Algunos las consideran una especie de "eslabón perdido" entre las algas verdes y las plantas superiores. Aquí reproduzco unos esquemas para dar una idea de cómo se reproducen.


Phyllum Rhodophyta: ”algas rojas”.

(Griego rhodós, rosado.)

Además de clorofila, tienen un pigmento rojizo (o en algunas, azul). Así como se habla de cloroplastos, en este caso se habla de rodoplastos. Ojo: los dos pigmentos se superponen en el corpúsculo.

Desde el punto de vista químico, los pigmentos de las algas rojas son carotenoides.

Tengo una enciclopedia publicada por Editorial Labor en 1957.

 

¿Le parece poca cosa porque pasó el tiempo?

 

El volumen de Biología está redactado por los doctores Pío Font Quer y Ramón Margaleff.

 

Ante el nombre de Margaleff, los ecólogos ya se habrán puesto en posición de firmes. En cuanto a Font Quer, permítanme presentarles uan muestra de su prosa:

 

“En las algas rojas, la ficoeritrina recubre de tal manera los cloroplastos, que el color rojo predomina por doquier (...)

 ..."Sin embargo, basta realizar el sencillo experimento de Molisch para darse cuenta de que la ficoeritrina está adherida al cromatóforo mucho más flojamente que la clorofila. Para ello se coloca el alga roja en una disolución acuosa de sal común al 10%, que a tal concentración resulta tóxica para el alga; y en estas condiciones, antes de perecer el alga, la ficoeritrina se desprende de los cloroplastos (rodoplastos), que lucen entonces su auténdico color verde...”

Rodoplastos, como las algas verdes tienen cloroplastos. (Glóbulos verdes, no. ¿Cómo diríamos “glóbulos rojos de las algas rojas”?

Phylum Phaeophyta

(se pronuncia “feofita”: “algas pardas”. (Griego phaeós, pardo.)

Sargazos. Fuco o kelp. Agar, de la cual se extrae el agar-agar, sustancia gelatinosa usada en repostería.

Vieja ilustración de una especie del género Agarum que presenta una lámina perforada de múltiples orificios redondos.
 

   

 

Clorofila + carotenoides pardos (p. ej. fucoxantina). La clorofila es químicamente diferente de la de las plantas terrestres.

Para algunos, las algas ni siquiera son plantas. Ya aclaramos que aquí se sigue un sistema de cinco reinos bastante conservador.

Las algas pardas son gigantes que pueden alcanzar treinta metros de longitud... pero siempre laminares. No pueden adquirir espesor, porque no tienen tejido vascular que transporte los nutrientes de una parte del organismo a otra. Necesitan la sustentación del agua de mar, porque no tienen tejidos de sostén.
 

Las plantas terrestres adquirieron al mismo tiempo un esqueleto y un sistema circulatorio al adquirir vasos leñosos.

Embriófitas: plantas terrestres

Anthocerotophyta

Clase Anthocerotales

 Una simple lámina verde con algunos rizoides para anclaje (no para absorción).  

   

 Los Anthoceros son comunísimos en las paredes de las zanjitas de desagüe en terrenos del Tigre. La primera vez que reparé en ellos, me dije:”¡Oooh! ¡Hepáticas!” Después cursé Introducción a la Botánica y me explicaron que eso era algo todavía más primitivo.

La diferencia entre hepáticas y antoceros es la forma de los esporofitos. En los antoceros son como cuernitos, de ahí el nombre del género (del griego anthós, “flor”, y keras-kératos, “cuerno”).

La diferencia entre un esporofito y una flor... bueno, es larga de explicar.

La cosa verde que uno vé pegada a la tierra es un gametofito. Produce gametas que eventualmente van a producir una “segunda generación” que se desarrolla sobre “la madre” para producir al fin esporas que originarán nuevos gametofitos.

Estoy simplificando enormemente.

El gametofito es haploide, es decir, tiene un sólo juego de cromosomas. El esporofito es diploide: tiene dos juegos. Se dice habitualmente: el gametofito es n, el esporofito es 2 n.

Poco a poco, los esporofitos se van a hacer más y más importantes, hasta que en las plantas con semillas vamos a tener un esporofito de unos discretos quince metros y unos gametofitos que hay que mirar con microscopio.

No sé si el lector profano en temas de Botánica me agradecería entrar en más detalles...

Marchantiophyta

Hepáticas (Hepaticae)

Son una simple lámina verde con unos rizoides.

 

 

 

 

 

La diferencia con los antoceros es que los esporofitos de las hepáticas tienen una forma de sombrilla, o si se quiere, con buena voluntad, de flor.

Las esporas producen, como decíamos, gametofitos. Los gametofitos producen dos tipos de gametas, que aquí llamaremos masculinas y femeninas para no complicar las cosas. Las gametas masculinas son pequeñas y numerosas, las femeninas grandes y pocas. En vez de “flores” o cosa parecida, se habla de arquegonios (femeninos) y anteridios (masculinos).

 


Las hepáticas más comunes en alrededores de Buenos Aires son del género Marchantia. Otro género, Ricchiocarpus,  es acuático y aparece en los embalses o camalotales, rellenando los huecos más pequeños. Tiene la forma de una lámina verde bifurcada dos veces, con una cara inferior peluda; los “pelos” son rizoides, que aquí no sirven para anclaje, por supuesto.

3- Bryophyta

Musgos (Musci)

  Los musgos crecen como alfombras sobre tierra húmeda, troncos podridos, o inclusive sobre troncos vivos y saludables, si el ambiente es lo bastante húmedo.

 
 

Son como plantitas en miniatura. ¡Fascinantes! Cuando yo tenía siete u ocho años, empecé a platar terrones de musgos diferentes en un viejo bol. Llamaba a eso ”mi jardín de musgo”. Hojas redondas, hojas finitas, hojas dentadas... ”palmeritas”... verde brillante, verde oscuro, verde azulado, verde amarillento... No conseguí que el musgo verde grisáceo de la azotea creciera junto a los otros, y jamás se me ocurrió agregar algunos cascotes para generar el sustrato que preferían. ¡Esas cosas que uno piensa cuando ya es tarde! 

Las fotos de abajo están tomadas en la plaza Giordano Bruno (ciudad de Buenos Aires). Noten que en poco más de un centímetro cuadrado hay dos tipos diferentes de musgo. Uno tiene hojas más largas y angostas, agudas; el otro tiene hojas anchas y romas.

Cada una de esas “mini-plantas” produce un esporangio semejante a un largo tallo coronado por una cápsula, así:

 

Cuando las esporas están maduras, cae esa especie de tapa, la cofia, y las esporas salen de la urna y se dispersan.

   

 

 continúa en Reino Plantae 2

 

 

 

 
 

Hoy habia 53 visitantes (107 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!