Insectos

   
 


 

 

Home

Contacto

Reinos

Reino animal

Artropodos

Insectos

=> Insectos: ORDENES

=> Insectos con metamorfosis completa

Orden Coleoptera

familias de Coleoptera

Orden Lepidoptera: mariposas

Hymenoptera

Heteroptera

Homoptera

Diptera

Simbiosis entre reinos

Plaza Giordano Bruno

googlebdcea00e966c2206.html

 


     
 

Insectos

Clase Insecta

Caracterizados por el cuerpo dividido en tres partes: cabeza, tórax y abdomen.

La cabeza lleva los ojos, la boca y un par de antenas.

El tórax lleva las patas y, cuando existen, las alas.

El abdomen no lleva apéndices y contiene la mayor parte de las vísceras
.

La respiración es aérea: toman oxígeno del aire (no del agua, como los crustáceos con sus branquias).

Los orificios respiratorios están ubicados en los costados del cuerpo (en el modelo primitivo). Se llaman espiráculos.

De los espiráculos, entran a los tejidos unos tubos que llevan el aire. Se llaman tráqueas. Las tráqueas se ramifican, se anastomosan, y terminan por arribar directamente a los tejidos. Unas traqueolas microscópicas penetran en las células llevando el aire en forma directa. En los insectos la sangre no interviene en la respiración.

Los insectos no tienen nariz.

Los insectos huelen por medio de receptores microscópicos ubicados en las antenas y en las piezas bucales.


Este dibujo está un poco caricaturizado. El "sniff" está de más, porque las cucarachas no toman aire para oler.

Sí es verdad que revolean las antenas para oler mejor.

Los insectos, como todos los artrópodos, están enteramente revestidos por un exoesqueleto formado de placas articuladas. El exoesqueleto está formado por cutícula segregada por la dermis.

Desde el punto de vista químico, la cutícula está formada por quitina, un mucopolisacárido (proteína + polisacárido)  que produce placas flexibles. Las placas duras del exoesqueleto están impregnadas de una proteína, la esclerotina, que se endurece por la acción de fenoles.

La cutícula poco esclerotizada puede ser muy fina y muy flexible, pero es impermeable porque tiene una capa exterior de cera. Ya volveremos sobre este punto al hablar de los insectos acuáticos.

Hay tres grupos de organismos que tienen quitina: el Phylum Arthropoda, el Phylum Nematoda y el Reino Mycota (los hongos). La cutícula se tiñe con negro de clorazol.

Los insectos estarían aislados del medio ambiente si no fuera porque la cutícula está atravesada por miles y miles de sensilos.

Algunos son simples pelos táctiles; otros perciben corrientes de aire, o están modificados para percibir sustancias químicas. Estos últimos son, por ejemplo, esos receptores químicos que mencionamos más arriba, ubicados en las antenas.

Los insectos no pueden sintetizar el colesterol, de manera que para ellos es un alimento esencial.

Los insectos segregan en la cutícula los tóxicos presentes en su entorno. En muchos casos la cutícula se descarta, pero en cualquier caso, una vez retenidos en la cutícula los compuestos tóxicos se inactivan. 

Esa estrategia de los insectos tiene una consecuencia práctica: los transforma en buenos indicadores de contaminación ambiental por metales pesados.

Es más: en el caso de fauna cadavérica, se pueden detectar en los gusanos que se alimentaron de un cuerpo, y hasta en los puparios descartados por las moscas (que son los adultos de los gusanos), los tóxicos que puede haber absorbido la persona viva. Este tema se llama entomotoxicología.

Mientras armo esta página, puede consultar mi otro sitio, 

http://entomofauna.es.tl


También puede “googlear” al Dr M. Lee Goff. él y su equipo han trabajado mucho en este tema. Esos sí, las páginas van a estar en inglés. No, no intente con la traducción automática. Le va a dar disparates.

 

De donde salieron?

 

Si el navegante ha tenido entre manos una guía de entomología forense para médicos salida de mis manos, habrá visto un grosero esquema explicando cómo los artrópodos primitivos, formados por muchos segmentos sin especialización, originaron los grandes linajes de artrópodos actuales por tagmatización, o sea por condensación de segmentos en unidades más grandes como cabeza, tórax, abdomen, cefalotórax...

Por desgracia, esa explicación, que coloca a los Crustáceos bien aparte, se basa en la teoría de moda en los noventas.

Según Grimaldi y Engel (ver abajo), hay fósiles del período Devónico con una... extraña criatura... hexápoda, con un par de antenas, cercos... en fin, véan ustedes:

 

Redibujado de Grimaldi & Engels, que lo redibujaron de Haas  et al. 2005.

Este animal extinto fue bautizado Devonhexapodus bachsbergeni. El grupo se llama Panhexápodos.

Bien, había hexápodos en el mar al comienzo del Devónico, pero eso no significa que fueran insectos.

Se supone que los primeros insectos eran diminutos, con largos cercos y largas antenas, materialmente cubiertos de largos pelos sensoriales.

En una palabra, que eran moradores del suelo. Como los proturos, como los dipluros, como los colémbolos, que son los que más se arriesgan sobre el suelo.

Pero los hexápodos no insectos actuales son una pálida muestra de la diversidad que debió haber en el período Devónico, cuando los artrópodos comenzaron a conquistar la tierra (contrapuesta al mar), conquista que retienen hasta el día de hoy mientras el hombre inventa nuevos insecticidas y fabrica burletes para las puertas.

Según Grimaldi y Engel (Evolution of the Insects, 2002), los fósiles de insectos más antiguos datan del Devónico (414-359 millones de años). Estos insectos estaban asociados con plantas primitivas, que raramente superaban un metro de altura, pero que en general formaban macizos bajos, “a la altura de la rodilla”.

Más adelante (412-370 MA) las plantas adquirieron arborescencia, y por fin, tejido leñoso. El tejido leñoso de las plantas les proporciona al mismo tiempo sostén y circulación.

Hacia el final del Devónico, pues, los helechos arborescentes, equisetos y licopodios (y otras plantas que no han dejado descendientes actuales) formaban bosques, en los cuales vivían insectos de tipos muy diversos.

Por un momento, breve en términos geológicos, ¡escaseó el dióxido de carbono;

¿Y los insectos?

Los insectos primitivos, con sus parientes, habitaban esos ambientes intersticiales húmedos.

Pero en algún momento, los insectos abandonaron las grietas del suelo y los espacios de la hojarasca. La cutícula de los insectos actuales es muy impermeable comparada con la de un ciempiés, por ejemplo.

Una vez fuera del ambiente intersticial, los insectos produjeron formas cada vez más grandes. Produjeron formas con alas.

¿Donde está el quiebre entre los insectos y sus parientes hexápodos?

Hoy en día se le da mucha importancia a la estructura de la mandíbula. Los insectos tienen dos cóndilos articulares; los colémbolos y los dipluros, uno solo.

Un orden actual tiene mandíbulas de un solo cóndilo (monocondilias) con rasgos propios de los insectos propiamente dichos: son los Arqueognatos (Archaeognatha). Naturalmente, ese grupo “trabaja de eslabón perdido”. ¿Son insectos o no son insectos? Yo creo que sí, pero....

En fin: Grimaldi y Engel definen los insectos (contrapuestos a los hexápodos no insectos) por los siguientes caracteres:

1- Pérdida de musculatura en la antena excepto en el escapo (segmento basal).

2- Presencia de un órgano de Johnston en la base de la antena.

3- Tentorio (esqueleto interno de la cabeza) formando una barra posterior.

4- Coxas solidarias con el cuerpo, no articuladas como en otros grupos.

5- Tarso subdividido en tarsómeros, o sea, segmentos componentes.

6- Uñas articuladas con el tarsómero apical. En otros grupos, están articuladas con una base llamada pretarso.

7- Hembras con un ovipositor formado por valvas, que son las gonapófisis de los segmentos 8° y 9° del abdomen.

(Este carácter se pierde en muchos órdenes que tienen una anatomía muy modificada. Por ejemplo, las moscas no tienen ovipositor; tienen un oviscapto de formación secundaria.)

  8- Segmento 11° del abdomen con un largo filamento impar dorsal. En la actualidad, sólo los presentan los Arqueognatos y los Tisanuros. Los restantes órdenes ni siquiera tienen un segmento 11° en el abdomen.

Evolution of the insects

  David A. Grimaldi, Michael S. Engel

¿Sabía que puede usar Libros Google para leer partes de este libro?

No le va a permitir leer todas las páginas, ni imprimir.

El libro es ENORME. Yo conozco un solo entomólogo sudamericano que lo tiene.

La clase de los insectos se divide en órdenes: de 28 a 32, según los criterios que se apliquen.

En la clasificación que presento, los órdenes son 29. Ya se verá por qué el número es incierto.

ÓRDENES DE INSECTOS: página aparte. Habrán notado que tuve problemas con el sitio web gratuito. 

 

 

 

 
 

Hoy habia 216 visitantes (272 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!