Reino Proctoctista

   
 


 

 

Home

Contacto

Reinos

=> Reino Plantae

=> Reino Plantae 2

=> Angiospermas - plantas con flores

=> Reino Mycota (hongos)

=> Reino Proctoctista

=> Frutas exóticas y no tanto

=> Flor: estructura. Rosas y hortensias

Reino animal

Artropodos

Insectos

Orden Coleoptera

familias de Coleoptera

Orden Lepidoptera: mariposas

Hymenoptera

Heteroptera

Homoptera

Diptera

Simbiosis entre reinos

Plaza Giordano Bruno

googlebdcea00e966c2206.html

 


     
 

REINO PROCTOCTISTA

Protistas
"Protozoarios"
Moneras, infusorios y demás

Organismos compuestos de una sola célula con un núcleo bien diferenciado.

La clasificación es muy compleja y (lo que es más importante) ha cambiado mucho en los últimos años. Por supuesto, además hay diferentes criterios.

En los textos viejos encontrarán una división en cuatro clases (porque consideran a los "protozoarios) un phylum):

Rizópodos: la célula cambia de forma emitiendo seudópodos. Tipo: la ameba. Usted sabe lo que es una ameba, ¿verdad?



Ahora bien, muchos protistas tienen uno o varios flagelos que se mueven como la cola de un pez y les permiten desplazarse. Las microfotografías de espermatozoides humanos que se muestran en las documentales permiten hacerse una idea.

Los dinoflagelados tienen un esqueleto silíceo (teca), formado por una parte superior o epiteca y una inferior o hipoteca. Y no, no es un chiste. Aunque nunca he estado en una clase donde los estudiantes no soltaran una risita. Las diatomeas (Plantae: Chrysophyta) también tienen ese tipo de teca, pero por lo común es achatada como una caja de píldoras, con planta redonda o fusiforme. Los dinoflagelados, como se ve, tienen largos cuernos que les ayudan a flotar.

 

Los dinoflagelados fotosintetizan. Son parte importante del fitoplánkton. Por lo tanto, están en la base de todo lo que concierna a la productividad de sistemas marinos, como por ejemplo, una estimación de pesca sostenible.

Si en vez de uno o dos "látigos" el extraño ser tiene muchas "pestañas", usted está contemplando un ciliado.

Enorme y variado grupo de Proctoctista.

La forma de la célula es estable. Con frecuencia tienen dos núcleos de diferente tamaño, macronúcleo y micronúcleo. Tipo: el paramecio. No tengo una buena imagen. Aquí está Frontonia, a quien tuve el gusto de conocer cuando cursaba Invertebrados I.


Cuando yo tenía su edad, jovencito, vivíamos duro.

Esporozoarios: son parásitos de animales.

Bueno, para empezar los esporozoarios comprendían dos grupos completamente diferentes. Pero hay otras consideraciones, y no me van a agradecer que entre en detalles.

Para esta página, me limito a tratar un poco la diversidad dentro de los rizópodos, que son un grupo bastante homogéneo.

Todo el mundo sabe vagamente qué es una ameba. Pero, ¿sabía usted que hay algunas que viven dentro de caparazones que se construyen con granos de arena? Se las denomina en general tecamebas, pero hay varios géneros. Los más comunes son Arcella y Difflugia:

Otros grupos de rizópodos tienen caparazones calcáreos.


Detalle de un parapeto de mármol lumaquela en el Museo argentino de Ciencias naturales. Las lumaquelas son rocas consolidadas que contienen caparazones de organismos marinos, como este que vemos en corte, con sus paredes concéntricas y sus tabiques radiales.

Lo bueno es que esta caparazón de unos cinco milímetros de diámetro no es de un caracol pequeño: es de un protozoario grande. Para ser precisos, un foraminífero, probablemente del género Nummulites.

Los foraminíferos son (y fueron en eras geológicas pasadas) protozoarios marinos con caparazones calcáreos.


Esta ilustración de un viejo manual de zoología (Hegner, 1933) muestra una Globigerina sp. con caparazón globoso y espículas, un Nummulites como el del mármol lumaquela, y otro foraminífero (dénme tiempo para verificar el nombre) con caparazón realmente parecida a la de un caracol. La semejanza de estructuras tiene razones funcionales.

Hay muchas especies actuales (están vivas ahora mismo) de foraminíferos, pero también hay una fauna fósil muy importante.

Se trata de microfósiles que acompañan a los yacimientos petrolíferos.

Este hecho alentó en cierto momento el estudio de los foraminíferos, y en otros momentos lo estorbó, si se puede creer en las afirmaciones del Dr G. Deflandre en su breve pero apasionante libro "La vida creadora de rocas". Está publicado por Eudeba; si lo encuentra de segunda mano y le interesa este tema, no vacile.

Deflandre se queja de que las compañías petroleras hagan investigaciones que no se publican (hay que ubicarse alrededor de 1950). Hoy en día, hay compañías comerciales que quieren "patentar" organismos naturales por si algún día les pueden "sacar el jugo". Los taxónomos tradicionales estudiamos las especies vivientes para poner el conocimiento a disposición de la humanidad. Es verdad que nos pagan un sueldo por ello, pero es un simple sueldo.

Otro gran grupo de protistas son los radiolarios, que tienen esqueletos silíceos. Son famosos por lo bonitos:




No conseguí todavía una imagen del pequeño grupo de los heliozoarios (Heliozoa), que son sésiles, es decir, están fijos sobre un pie.

Pero con esto ya se tendrá una idea de la biodiversidad.


Adriana OLIVA - Doctora en Ciencias Biológicas (UBA)
Investigadora del CONICET


 
 

Hoy habia 57 visitantes (98 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!