Frutas exóticas y no tanto

   
 


 

 

Home

Contacto

Reinos

=> Reino Plantae

=> Reino Plantae 2

=> Angiospermas - plantas con flores

=> Reino Mycota (hongos)

=> Reino Proctoctista

=> Frutas exóticas y no tanto

=> Flor: estructura. Rosas y hortensias

Reino animal

Artropodos

Insectos

Orden Coleoptera

familias de Coleoptera

Orden Lepidoptera: mariposas

Hymenoptera

Heteroptera

Homoptera

Diptera

Simbiosis entre reinos

Plaza Giordano Bruno

googlebdcea00e966c2206.html

 


     
 

Frutas exóticas y no tanto



Esta página fue inspirada por uno de esos pequeños eventos de la vida cotidiana. Había ido a comprar esos kakis duros que hacen mis delicias en los meses de abril y mayo, y tenía delante un joven pareja. La frutería en donde compro especialidades tenía mangos, papaya, maracuyá, todas frutas  de clima tropical que en Buenos Aires no se ven en cualquier parte.

Pero de repente oí que l muchacho exclamaba "¡Nunca ví esta fruta!" y señalaba... los membrillos. Cuando le dije qué eran, observó otra vez: ¡Nunca los había visto!" En realidad, los membrillos aparecen en las fruterías durante un lapso bastante breve.

Pero me alarma que los jóvenes no conozcan el aspecto de un membrillo fresco en un país en el que se consume dulce de membrillo en cantidades...

(Un joven colega panameño me contaba que cuando cursó Botánica de Plantas Vasculares, se dijo: ¡Por fin voy a conocer la mata de la fresa! O sea, el árbol que da la frutilla. Se llevó la sorpresa de su vida cuando vio esto:



Claro que podía estar exagerando, como tan a menudo hacemos para hacer reír a la compañía.)

El membrillo es pariente de la manzana y de la pera, y tiene el aspecto de una pera demasiado barrigona.


Los membrillos modernos son muy grandes, y no sé si es una buena idea, porque para comerlo hay que cocinarlo y apelar a la abundante pectina (sustancia gelatinosa) que contienen sus semillas.


La planta de membrillo (la mata, como diría mi colega panameño) es un arbusto.


Empero, en el anexo de jardinería de la Facultad de Agronomía de Buenos Aires, hay un ejemplar que debe ser muy añoso, con porte de árbol, y tan nudoso que parece uno de esos árboles de las ilustraciones de Arthur Rackham. La primera vez que lo ví pensé que era un manzano, y me pregunté: "¿Qué variedad es esa, con manzanas amarillas tan grandes?"


Las manzanas, las peras y los membrillos son frutas "de pepita" con un corazón central. En Botánica, esa fruta se denomina "pomo". No hay que confundirla con la "baya", que es una fruta carnosa con una o más semillas.

Ejemplos de bayas son las uvas (los granos  de uva, se entiende) y los arándanos, y a muchos les sorprenderá saber que también son bayas las paltas.


Sólo que la semilla es muy grande. ¡Pero NO es un carozo!


Y no es un error de la Naturaleza (o del Creador, o como se quiera) que la palta tenga una gran semilla. Los grandes cotiledones de la palta contienen una gran provisión de alimento para la nueva plantita. Suficiente para que pueda crecer en el sotobosque sombrío de una selva tropical, hasta que sus hojas alcancen la luz y comiencen a producir energía. 

La granada es una fruta originaria de la cuenca del Mediterráneo y el Oriente Medio.


Es muy bonita, roja o amarilla, bien redonda y con una coronita, que es el cáliz persistente de la flor. La pulpa encierra muchos granitos, que no a todos les gustan, de manera que desde hace mucho se usa el jugo, que es la granadina.  (Claro: cuando uno compra "jarabe de granadina" suele ser "con sabor a granadina")


Las granadas tienen una estructura especial, bastante compleja.

"¡Platero, qué grato gusto amargo y seco el de la difícil piel, dura y agarrada como  una raíz a la tierra! Ahora el primer dulzor, aurora hecha breve rubí, de los granos  que vienen pegados a la piel. Ahora, Platero, , el núcleo apretado, sano, completo, con sus velos finos, el exquisito tesoro de amatistas comestibles, jugosas y fuertes, como el corazón de no  sé qué reina joven. ¡Qué llena está, Platero! Ten, come. ¡Qué rica!"

(Juan Ramón Jiménez,  Platero y yo)



Las granadas permanecen mucho tiempo en la planta, así que resultan muy decorativas. Hay variedades ornamentales que dan frutos chiquitos. La flor es muy vistosa, escarlata.



Los mangos que se ven en la foto de arriba vienen del Brasil. Tienen linda vista, pero siempre los he encontrado un poco fibrosos. Prefiero los grandes mangos formoseños (en Venezuela, a estos grandotes le dicen "mangas")



La pulpa es amarillo-anaranjado, mantecosa, jugosa y dulce, sin una fibra, y el carozo es tan chato que parece papel madera.

En Venezuela se ven árboles de mango en los jardines, como acá los limoneros. Es un árbol hermoso, mediano o grande, con muchas hojas angostas y brillantes como cintas de seda.


Las flores forman una panoja por fuera de la copa, y cuando se forman los frutos, cuelgan por fuera de la masa de follaje, lo cual les da un aspecto muy curioso.


En Venezuela no sólo se comen la fruta madura y dulce, sino también la fruta verde, cortada finita, con sal y chile. En la India, cuna del mango, lo preparan de  mil maneras, tierno, verde o maduro.


Lo curioso es que aparte de la fruta, toda la planta de mango está impregnada de una resina tóxica para el hombre.


Hablemos de los kakis.



El kaki no es una fruta tropical. Proviene del Japón, aunque en América del Norte hay una especie de kaki silvestre (persimmon), que se planta sobre todo como ornamental.



Árbol de kaki silvestre o "persimmon" en el campus de Lawrence, Kansas, USA.


Fruto caído.

Cuando yo era chica, a veces algún vecino del Delta les pasaba algunos kakis a mis tíos. Mi madre aceptaba alguno y lo esperaba pacientemente, dándole vuelta seguido, y repitiendo año tras año que el kaki se come pasado.

Aún cuando el kaki estaba listo, no era una locura. La pulpa alrededor de las semillas era gelatinosa, y la pulpa bajo la piel un poco fibrosa, aunque jugosa... en fin. No era una fruta popular.

En los setentas, como estudiante, me enteré (mi director de tesis lo sabe todo) de que existen variedades del llamado "kaki negro", de pulpa firme, pero casi desconocidos excepto por los fruticultores porque el color de la fruta no es atractivo.

Y debe haber sido a fines de los ochentas que salieron al mercado los kakis duros, híbridos, sin semilla, dulces, comestibles antes de que se ablanden.



Eso sí, tienen que ser de primerísima marca. Pero son muy dulces, y si se abren en el momento justo se pueden compara con un buen melón o un buen durazno jugoso.

Ya que estamos, noten el cáliz persistente de cuatro sépalos. Ahora sabemos que eso no es un tomate.

El árbol del kaki es bastante decorativo, con hojas grandes y anchas que en otoño se colorean de anaranjado. Las flores son blancas, muy pequeñas y en forma de ollitas (urceoladas).

En esta época, los kakis del Jardín Botánico de Buenos Aires están cargados de fruto.


Como se trata de árboles no injertados, se imaginarán que los frutos son más decorativos que comestibles. Además, como ya dije, los kakis de variedades tradicionales no se pueden comer frescos; son astringentes.

Por eso me hizo gracia encontrarme con esto en medio de un sendero:

No creo que haya sido un pájaro.

Por supuesto, estos kakis tienen semillas. Los kakis duros, que son híbridos, no las tienen, o como mucho contienen semillas abortadas muy pequeñas.
-----------------------------------------

Los membrillos (Cydonia oblonga) pertenecen a la familia de las rosas: Familia Rosáceas.

Las paltas (Persea americana) a la familia del laurel: Familia Lauráceas.

Las granadas (Punica granatum)a la familia del siete-sangrías: Familia Litráceas (Lithraceae).
(Aunque hasta hace poco se las considerab
a en una familia propia: Familia Punicáceas.)

Los mangos (Mangifera indica) pertenecen a la familia de la castaña de cayú: Familia Anacardiáceas.

Los kakis (Diospyros kaki) pertenecen a la familia del ébano: Familia Ebenáceas.

-----------------
Adriana OLIVA - Doctora en Ciencias Biológicas
Investigadora del CONICET

 
 

Hoy habia 57 visitantes (78 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!